Metro: Last Light

Metro: Last Light

Lucha por la supervivencia en el metro de Moscú

Metro: Last Light es un apocalíptico shooter cuya acción está ambientada en el subsuelo de Moscú. Tras sufrir las consecuencias de una guerra nuclear, la Tierra está contaminada y la superfície del planeta se ha vuelto inhabitable. Ver descripción completa

PROS

  • Gráficos excelentes
  • Banda sonora buenísima
  • Animaciones muy logradas
  • Trama emocionante
  • Monstruos originales
  • Combinación de shooter y sigilo

CONTRAS

  • No tiene modo cooperativo
  • Demasiado lineal

Excelente
9

Metro: Last Light es un apocalíptico shooter cuya acción está ambientada en el subsuelo de Moscú. Tras sufrir las consecuencias de una guerra nuclear, la Tierra está contaminada y la superfície del planeta se ha vuelto inhabitable.

Metro: Last Light combina la acción en primera persona con fases en las que debes optar por el sigilo, todo ello aderezado de algunos Quick Time Events y una atmósfera cuanto menos opresiva.

Enfréntate a hordas de bichos repugnantes

En Metro: Last Light encarnas a Artyom, en cuyo camino se cruzarán bichos de todo tipo, algunos de ellos con potentes poderes telepáticos que pueden acabar por volverte loco.

Artyom tendrá un amplio elenco de armas a su alcance, como por ejemplo un rifle de asalto, un rifle de francotirador, una escopeta o una ametralladora ligera. Todas las armas se pueden mejorar añadiendo silenciadores o potenciando su alcance.

A lo largo de Metro: Last Light irás recogiendo munición. Puedes usarla para disparar o bien como moneda de cambio para obtener otros objetos (cuchillos, granadas, etcétera...). Los escenarios están plagados de munición especial y de notas ocultas que te darán más pistas sobre lo que está ocurriendo en el planeta.

Metro: Last Light es un juego muy lineal y la libertad de movimiento es limitada. La única decisión importante que deberás tomar es si quieres atacar los enemigos frontalmente, a bocajarro, o bien optar por el sigilo y asaltarles cuando menos se lo esperan.

En cuanto a niveles de dificultad, Metro: Last Light tiene tres. Cuanto más elevado el nivel, menos municiones encontrarás y los enemigos serán más duros de pelar.

Acción y sigilo a partes iguales

Como buen shooter, Metro: Last Light muestra una vista en primera persona ideal para seguir toda la acción. Pulsando un botón se activa la brújula. Con otro, la linterna, que se convierte en una eficaz arma contra los enemigos fotosensibles.

De hecho, tanto la luz como la presencia de gas tóxico en la superficie son dos elementos que tienen una gran influencia en el juego. De tu manera de interactuar con ellos dependerá en parte el éxito de tu misión.

Metro: Last Light se puede controlar con teclado y ratón o con un mando. Personalmente, nos decantamos por la combinación de teclado y ratón, imbatible si hablamos de shooters en primera persona.

Uno de los aspectos jugables más destacables de Metro: Last Light es la combinación entre escenas de acción directas y escenas que requieren de un toque más sigiloso, un poco al estilo de lo visto en Dishonored.

Metro: Last Light incluye algunas secuencias de Quick Time Events en las que deberás pulsar el botón correcto en el momento adecuado. Estas escenas le otorgan al juego un grado de espectacularidad increíble.

Gráficos alucinantes

El aspecto técnico de Metro: Last Light es alucinante, sobre todo a nivel gráfico.

El nivel de detalle es tan elevado que te quedarás embobado con las texturas, las expresiones faciales o los movimientos. Por no hablar de las arrugas en los rostros de tus enemigos o el polvo que lo impregna todo.

Los escenarios son húmedos y sombríos, como cabría esperar de un metro abandonado. Ratas, pilares, tuberías... todo está cuidado al mínimo detalle.

A destacar también el enfoque cinematográfico que tiene Metro: Last Light, sobre todo en las escenas cinemáticas.

La música, como no podía ser de otro modo, contribuye a crear una atmósfera opresiva y mantener la tensión en todo momento a base de una combinación entre melodías tétricas y guitarreo potente.

Acción terrorífico y una historia a la altura

Metro: Last Light es un grandísimo juego que sabe combinar la acción al estilo Call of Duty con el sigilo y que lo recubre todo de una historia bien hilvanada, llena de sorpresas. Todo ello con unos gráficos soberbios y una banda sonora a la altura.

A pesar de que tiene algunas carencias, como el hecho de ser demasiado lineal o no contar con un modo cooperativo, se trata de uno de los juegos del año.

Metro: Last Light

Descargar

Metro: Last Light

— Opinión usuarios — sobre Metro: Last Light

  • .ArtillerY.

    por .ArtillerY.

    "Simulador post apocalíptico, radiactivo, y mutado que es una genialidad"

    El juego es brillante, lo he esperado desde hace seis meses. He jugado al 2033 y es una belleza. He comprado los libros ... Más.

    analizado el 19 de mayo de 2013